PARTO POR PARTO O CESÁREA, DECISIÓN QUE TOMA EL ESPECIALISTA SEGÚN EL GRADO DE RIESGO: IMSS PONIENTE

*En los meses de agosto a octubre es cuando se registra un mayor índice de partos

*El 60 por ciento de los nacimientos son por parto normal y el 40 restante por cesárea

En el hospital de Gineco-Obstetricia (HGO) No. 221 de la Delegación Estado de México Poniente del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), se llegan a atender un promedio diario de 30 nacimientos, lo que significa que al mes se están llevando a cabo entre 900 y mil nacimientos, tomando en cuenta que durante agosto, septiembre y octubre esta cifra se incrementa en un 10 por ciento.

El doctor Alfredo Bernal Ramírez, subdirector médico del Hospital menciona que el proceso de los nacimientos se divide en dos grupos, vaginal o cesárea.

Esta última se realiza sólo cuando el producto viene sentado, con problemas de presentación o cardiacos, de sufrimiento fetal o en casos de que la madre tenga alguna complicación como infección activa de herpes genital, fibroides uterinos grandes en la parte baja del útero cerca al cuello uterino, infección por VIH en la madre, cirugía uterina previa, que incluye miomectomía y cesáreas anteriores o por alguna enfermedad grave en la madre, como cardiopatía, toxemia, preeclampsia o eclampsia.

Por tales razones en el IMSS se trata a las pacientes con las mayores atenciones, procurando salvaguardar la salud de la madre y el producto desde el embarazo, para ello el médico diagnóstica la posibilidad de un parto normal o cesárea, cabe señalar que por ningún motivo se lleva a cabo una operación cuando se tienen todos los factores a favor para efectuar un parto normal, ya que la recuperación de la paciente y el producto es más rápida que por medio quirúrgico.

Un trabajo de parto normal se lleva a cabo en un promedio de 10 a 14 horas, el tiempo de recuperación es entre ocho y 10 horas máximo, para el caso de la cesárea el tiempo de realización es de dos horas pero la recuperación es más larga ya que oscila entre cinco a 20 días, además se tiene que esperar para volver a concebir alrededor de dos años. Cabe señalar que ambos procedimientos tienen ventajas y desventajas, sin embargo para cualquiera de estos se debe procurar por el bienestar de la paciente y del bebé.

Con los cuidados necesarios y la atención sólo del personal capacitado los peligros se disminuyen y nulifican, es compromiso del Instituto Mexicano del Seguro Social brindar la atención, mientras que es responsabilidad de las pacientes asistir a cualquier Unidad de Medicina Familiar (UMF), Hospital o Unidad de Urgencias ante cualquier padecimiento o síntoma.

Con acciones como estas el Seguro Social refrenda el compromiso con la sociedad de brindar un servicio de calidad y calidez, además de informarles los procedimientos a seguir dentro y fuera del Instituto.

20130215-050851.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s