SEIS DE MARZO, DIA MUNDIAL DEL GLAUCOMA

20130306-074313.jpg

• Es una enfermedad que puede producir daños al nervio óptico sino se trata a tiempo
• Es importante acudir al médico familiar si presenta alteraciones en la visión

Este seis de marzo es el Día Mundial del Glaucoma, fecha dedicada a la concientización y difusión de información sobre esta enfermedad ocular, caracterizada por la pérdida progresiva de la visión periférica (visión de reojo), la cual puede llegar a producir daño en las fibras del nervio óptico, éste último es el encargado de conducir las imágenes que percibe el ojo.

La doctora Silvia Santa Fe Dueñas, oftalmóloga adscrita a la UMAA, indicó que esta afección se presenta con mayor frecuencia en pacientes mayores de 35 años, y se produce como consecuencia de alguna alteración en los mecanismos de producción y drenaje del ojo, en la que se produce más líquido del que puede salir. Es decir, la presión en su interior se eleva y el nervio óptico comienza a dañarse.

La especialista del IMSS Estado de México poniente, comentó que existen cuatro tipos de glaucoma: el primario de ángulo abierto o crónico simple que es el tipo más frecuente, se desarrolla lentamente con la edad, causado por que la zona de drenaje del humor acuoso se tapa, por lo que no drena suficiente líquido y la presión en el interior del ojo aumenta lentamente, ocasionando la pérdida gradual de la visión periférica.

La Doctora Santa Fe Dueñas refirió que el glaucoma crónico es provocado por el cierre de las vías de eliminación del humor acuoso como consecuencia de la forma especial del ojo de las personas que lo padecen. El glaucoma secundario ocurre cuando la zona de drenaje es afectada por infecciones, uso de medicamentos como la cortisona, presencia de tumores, etc.

Mientras que el glaucoma congénito se presenta al nacer. Los ojos del recién nacido pueden verse agrandados como si tuvieran nubes, se tornan llorosos y les molesta la luz.

Precisó que para confirmar un diagnóstico de glaucoma, hay que realizar una serie de exámenes que comprenden la medición de la presión intraocular, la revisión de las zonas de drenaje del nervio óptico y un estudio de campo visual, para detectar el grado de avance del padecimiento, que el paciente presenta.

Con un tratamiento adecuado se puede limitar e incluso evitar la pérdida de visión ocasionada por el glaucoma, al reducir la presión dentro del ojo. En algunos casos se requiere un mayor control de la presión intraocular con el uso de medicamentos e inclusive se puede realizar una intervención con el uso de láser o cirugía.

La especialista en oftalmología del IMSS Estado de México Poniente, recomienda a las personas mayores de 35 años que tengan familiares con glaucoma, aquellos que padecen miopía, inflamaciones recurrentes en los ojos presión arterial elevada, diabetes, migraña y que hayan sufrido golpes o cirugías intraoculares, se acerquen a su Unidad de Medicina Familiar, donde su médico tratante precisará si de acuerdo a su situación, es pertinente realizar exámenes que permitan descartar o en su caso tratar oportunamente esta enfermedad.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s