BEBÉS PREMATUROS REQUIEREN CUIDADOS ESPECIALES

20130410-090149.jpg

• Cuanto más pequeño e inmaduro nace un bebé, mayores son los riesgos de enfermedad para él
• Por su inmadurez y bajo peso, puede tener dificultades en la regulación de su temperatura corporal

La duración de la mayoría de los embarazos es de aproximadamente 40 semanas. Cuando un bebé nace entre las semanas 37 y 42 de gestación se dice que es un bebé nacido a término, a los nacidos antes de la semana 37 se les llama bebés prematuros o nacidos antes de término, explica la Doctora Juana Morán Samaniego, Jefa del Área de Neonatología del Hospital de Gineco Obstetricia (HGO) No. 221 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Delegación Estado de México Poniente.

Cuanto más pequeño e inmaduro nace un bebé, mayores son los riesgos de enfermedad para él, presentan una cabeza grande y un cuerpo pequeño, su piel es tan fina y brillante que pueden verse las venas y arterias, tiene poca masa muscular, las palmas de las manos están enrojecidas y las plantas de los pies con pocos surcos.

Por su inmadurez y bajo peso, puede tener dificultades en la regulación de su temperatura corporal y sus sistemas respiratorio, nervioso, digestivo, renal e inmunológico podrían estar comprometidos. Después de nacer, el bebé requiere cuidados intensivos especializados, por lo que es llevado a la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) donde lo atenderá un equipo profesional, cuya meta es adelantarse a las posibles complicaciones del bebé prematuro, comenta la especialista.

La mayoría de los bebés se dan de alta entre las 36 y 40 semanas de edad gestacional, es importante que cuando el bebé llegue a casa durante los primeros días no esté en contacto con muchas personas, niños con tos o infecciones, al igual que no se debe fumar en el ambiente donde se encuentre.

Entre otras recomendaciones para el cuidado de los bebés, es conveniente cubrir su cabeza con un gorro, pues los bebés pierden calor, y también se recomienda mantenerlo lejos de las corrientes de aire. En cuanto a su alimentación, los bebés prematuros deben ser alimentados con leche materna entre ocho y diez veces al día, hay que lavarse las manos antes de tener contacto con el pequeño, para mantenerlo libre de gérmenes.

No hay que olvidar ni dejar pasar alguna de sus revisiones médicas, pues al ser prematuros se les realizarán controles distintos a los de aquellos nacidos a término, estos son necesarios y se vigila especialmente la visión, la audición, su crecimiento y desarrollo neuromuscular.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s