FIEBRE EN NIÑOS ES SÍNTOMA DE ALERTA DE DIVERSOS PADECIMIENTOS

20130424-081018.jpg

• La fiebre se manifiesta como un incremento de la temperatura corporal por encima de los límites normales

• Cuando el termómetro indique un valor mayor a los 38°C, se considera como fiebre a la lectura

La fiebre es uno de los motivos más frecuentes de atención del niño y una queja habitual de los padres en consulta médica, por sí misma no es una enfermedad, sino un síntoma de alerta de que algo está pasando en el organismo, señala el doctor Guillermo Espinosa Fuentes, coordinador de Investigación y Enseñanza de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 222 del Instituto Mexicano del Seguro Social, Delegación Estado de México Poniente.

La fiebre, también conocida como calentura o hipertemia, se manifiesta como un incremento de la temperatura corporal por encima de los límites normales, que por lo general, son de alrededor de 37°C, se acompaña de otros síntomas que indican que algo anormal está pasando y es necesario identificar de qué se trata para darle atención.

Las infecciones por virus o bacterías son la causa más común de fiebre en los niños, aunque resulte bastante molesta, la fiebre es un mecanismo de defensa, ya que el cuerpo eleva su temperatura como resultado de una enfermedad. Un error común es querer detectar la temperatura tocando la frente del pequeño, para saberlo con exactitud hay que usar un termómetro, recomienda Espinosa Fuentes.

Cuando el termómetro indique un valor mayor a los 38°C, se considera como fiebre a la lectura. Muchas veces, por miedo a las convulsiones, los padres quieren iniciar de inmediato el tratamiento, el temido daño cerebral no suele ocurrir a menos que una persona presente una temperatura de 42°C por un largo periodo de tiempo.

Una vez que se detecta la fiebre, hay que seguir unas sencillas recomendaciones para controlar el malestar, en caso de que la fiebre no ceda, es momento entonces de acudir a buscar atención médica. Si el niño tiene menos de tres meses, el médico debe revisarlo de inmediato.

Se debe mantener la habitación sin corrientes de aire y cuanta más fiebre tenga el niño, menos ropa debe llevar, de preferencia hay que dejarlo con el pañal o con una prenda ligera. Coloque paños humedecidos con agua tibia; en la cabeza y tronco del niño hasta que la temperatura baje. No use alcohol ni hielo, lo ideal sería darle un baño con agua tibia que dure entre 20 y 45 minutos. Hay que ofrecerle líquidos, ya sea agua, sopa o gelatina, para evitar la deshidratación.

Si a pesar de las medidas anteriores el niño está incómodo o la temperatura se mantiene por arriba de los 38°C, se necesita algún medicamento, los que más usan los pediatras son el paracetamol y el ibuprofeno, hay que acudir a su Unidad de Medicina para que el médico administre las dosis de acuerdo a la edad y peso del menor.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s