RECOMIENDA IMSS INICIAR HIGIENE BUCAL DESDE PEQUEÑOS

20130526-092405.jpg

 A partir de la aparición de los primeros dientes, se debe realizar una cuidadosa higiene bucal

 La técnica correcta y el uso adecuado del cepillo, hilo dental y enjuague bucal pueden prolongar la salud dental

El cuidado de los dientes y la boca es de gran importancia pues es la parte inicial del aparato digestivo por medio de la cual se realizan las funciones alimenticias, gustativas, comunicativas y respiratorias en caso del impedimento parcial o total de la respiración nasal.

En este sentido, la estomatóloga María Felix Zarco González del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Delegación Estado de México Poniente señala que a partir de la aparición de los primeros dientes- aproximadamente a los seis meses de edad-, se debe dar inicio a la higiene y cepillado de los dientes.

Explicó que los primeros dientes del bebé deben ser limpiados por los padres de familia, envolviendo una gasa estéril alrededor de su dedo, y utilizando agua purificada, sin frotar. Esto ayudará a eliminar los residuos de leche y alimentos. Una vez que el niño tiene dos años y sus dientes se han fortalecido, puede usar un cepillo de cerdas suaves, acorde a su edad, así como pasta dental, especial para los más pequeños.
El cepillado dental es la medida preventiva más efectiva para evitar enfermedades, tanto caries dental como enfermedad periodontal. Debe convertirse en un hábito diario de limpieza, lo ideal es que se efectúe tres veces por día, especialmente después de ingerir alimentos. Por la noche es indispensable llevarlo a cabo, de no hacerlo, las bacterias y restos de comida pueden reproducirse.
La técnica correcta es: sostener firmemente el cepillo, -que debe ser de cerdas suaves o medianas- y colocarlo sobre las encías a un ángulo de 45 grados. Los dientes de arriba se cepillarán por cada una de sus caras (interna y externa) desde la encía hacia abajo, efectuando el movimiento diez veces por cada dos dientes.
Los dientes de abajo se cepillarán hacia arriba por cada una de sus caras, efectuando el movimiento también diez veces por cada dos dientes. Las muelas superiores e inferiores se cepillan con un movimiento circular.
La lengua también debe cepillarse, con movimientos suaves en la punta y la parte media, para eliminar las bacterias y restos de comida que ahí se acumulan, evitando así su paso al organismo y por ende la prevención de otros problemas.
Es importante el uso del hilo dental, al menos una vez al día, para ayudar a eliminar los restos de comida que se encuentran entre los dientes y que en ocasiones no son alcanzados por las cerdas del cepillo.
En lo que respecta al uso del enjuague bucal, la especialista del IMSS indicó que existen en el mercado nuevos productos que contienen clorhexidina, un agente antiséptico altamente efectivo para la prevención y eliminación de la caries, por lo que su uso es muy recomendable.
La doctora Zarco González recomendó al menos dos veces por año, hacerse con el estomatólogo de confianza, una revisión completa del estado de la dentadura y de la salud bucal en general, a fin de prevenir enfermedades que deriven en la pérdida de piezas dentales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s