ARTRITIS REUMATOIDE, ENFERMEDAD DEFORMANTE Y DOLOROSA, DEBE ESTAR BAJO CONTROL MEDICO: ESPECIALISTA IMSS PONIENTE

• Se caracteriza por la inflamación de articulaciones y tejidos circundantes, causando dolor y entumecimiento

• Es un padecimiento más frecuente entre las personas que oscilan entre los 40 y 50 años de edad

La artritis reumatoide es una enfermedad crónica, inflamatoria, deformante y progresiva, que se caracteriza por la inflamación de articulaciones y tejidos circundantes, causando dolor y entumecimiento; los daños son más comunes en dedos de manos y pies, sin embargo no es de extrañarse que también se presente molestia en las muñecas, los codos, hombros, caderas, rodillas y tobillos.

La doctora Silvia Patricia López Mejía,, directora de la Unidad de Medicina Familiar No. 250 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Delegación Estado de México Poniente, informó que por cada hombre que padece esta enfermedad, existen cuatro mujeres con la misma afección, representando hasta el 30 por ciento de la consulta externa; convirtiéndose así en uno de los padecimientos más frecuentes entre las personas entre 40 y 50 años de edad.

De no tratarse a tiempo, la afección puede trasladarse a cartílagos, huesos y ligamentos, provocando deformación y rigidez (contracturas), lo cual trae como consecuencia que el paciente tenga dificultad al momento de realizar un movimiento, especialmente cuando se han tenido largo períodos de reposo, precisa la doctora López Mejía.

Agrega que aunque se desconoce cuál es la causa por la que se presenta la enfermedad, se sabe que uno de los principales factores de riesgo para que se desarrolle es el genético, pero también existen otros, como: ser mayor de 35 años de edad y tener problemas de tabaquismo.

“Al ser un padecimiento progresivo, la artritis no puede curarse sólo controlarse, por lo que la vida de una persona con este padecimiento no resulta nada fácil, ya que debe aprender a vivir permanentemente con dolor, por lo que todas las actividades que realizan van en torno a él; las personas que llegan a desarrollar la enfermedad presentan cierta incapacidad que puede durar de 10 a 15 años si no se trata en el tiempo adecuado”, expresa la médico del IMSS.

Por ello, recomienda a los pacientes que ante los primeros signos de dolor, entumecimiento o molestias en dedos, manos, articulaciones y dificultad de movimiento, acudan con su Médico Familiar, para que se les brinde la atención adecuada; el profesional de la salud se encargará de diagnosticar y valorar la situación dependiendo de las condiciones del paciente, para que, de ser necesario, pueda ser canalizado con el especialista y se puedan prevenir situaciones que atenten contra su calidad de vida.

20140207-081332.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s