HIGIENE DENTAL EN BEBÉS PREVIENE LA CARIES DE BIBERÓN

20140213-180210.jpg

• Se deben fomentar hábitos de higiene dental en el bebé desde la primera vez que se alimenta

La caries es una enfermedad dental infecciosa crónica que consiste en la pérdida de minerales y desintegración de los tejidos dentarios calcificados, este proceso da como resultado, la destrucción final del diente, desde su superficie hasta el interior. En su mayoría es provocado por la combinación de bacterias existentes en la boca con restos de líquidos dulces y alimentos.

La doctora Juana Morán Samaniego, pediatra del Hospital de Gineco Obstetricia (HGO) No. 221 Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Delegación Estado de México Poniente señala que la caries causada por el biberón se conoce también como caries de biberón y afecta a la dentición primaria de los niños, es decir a los llamados dientes de leche.

La principal causa de este padecimiento es que los dientes de un niño se encuentran expuestos con frecuencia a los líquidos azucarados por periodos prolongados, como la leche comercial y la materna, jugos y otras bebidas dulces, también afecta el uso del chupón endulzado, sobre todo si es con miel o mermelada y, por supuesto, la falta de higiene.

Este tipo de caries es indirectamente ocasionado por los padres que, para entretener a los pequeños cuando están inquietos, lo primero que hacen es darles el biberón, generalmente con leche o jugos comerciales o algún chupón endulzado y se los dejan en la boca hasta que se duermen e incluso mientras están dormidos.

Cuando los pequeños duermen, en ese periodo la succión disminuye, lo mismo que la secreción y el flujo salival, lo que provoca que el líquido y el azúcar se queden en contacto con los dientes por más tiempo, dando inicio a la desmineralización de las piezas dentales, todo ello se complica con la poca o nula higiene dental, refiere el estomatólogo.

Para conservar sanos los dientes de los pequeños, lo primero es que los padres sepan que es necesario practicar la higiene bucal del pequeño: limpiándole las encías con el dedo índice envuelto en una tela perfectamente limpia o en una gasa estéril, a modo de cepillo, frotando por todas las caras y bordes de la encía.

Lo anterior se debe hacer desde la primera vez que se alimente al bebé y después de cada comida, para que la cavidad bucal se mantenga limpia e ir creando así un hábito de higiene que permanecerá toda la vida. La limpieza de este tipo debe continuar hasta aproximadamente los seis meses de edad, etapa en la que aparecen los primeros dientes.

Una vez que el pequeño tenga dientes, habrá que empezar a limpiarlos con un cepillo suave, se pondrá pasta dental especial para niños en cantidad semejante al tamaño de un chícharo, todo este proceso siempre debe estar supervisado por un adulto.

Es recomendable que a partir de los tres años, los pequeños acompañados por sus padres, acudan a consulta dental a su Unidad de Medicina Familiar para que el estomatólogo pueda revisar la salud bucal y aplicar tópicamente el flúor, sustancia que protege a los dientes y cuya aplicación debe realizarse periódicamente cada seis meses aproximadamente.

Un pensamiento en “HIGIENE DENTAL EN BEBÉS PREVIENE LA CARIES DE BIBERÓN”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s