CONSUMIR PESCADOS Y MARISCOS, BUENA OPCIÓN PARA LA SALUD: NUTRIÓLOGA DEL HGR 251 DEL IMSS

20140313-074537.jpg

• Los pescados y mariscos proporcionan omega 3, proteínas, vitaminas, hierro y calcio, que ayudan al buen funcionamiento del organismo

Es común que con motivo de la tradición de Cuaresma, parte de la población incremente su consumo de pescados y mariscos, lo cual trae grandes beneficios al organismo, ya que son ricos en ácidos grasos omega 3 y 6, los cuales favorecen el desarrollo cerebral, especialmente de niños y bebés; aminoran factores de riesgo de salud cardiovascular, como la regulación de la presión arterial y la frecuencia cardíaca, entre otros beneficios.

Gabriela Gutiérrez Monroy, nutrióloga del Hospital General Regional 251 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Delegación Estado de México Poniente, comenta que los pescados y mariscos también son fuente de proteínas y nutrientes que reducen el riesgo de desarrollar enfermedades cardiacas, depresión y declive mental por la edad.

Asimismo, son una fuente importante de vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B12), las liposolubles A y D (sobre todo en los pescados grasos) y ciertos minerales (fósforo, potasio, sodio, calcio, magnesio, hierro y yodo), en cantidades variables según el pescado de que se trate.

Otros beneficios de consumir pescados y mariscos es el aporte- variable según se trate de pescado marino o de agua dulce- de minerales como el fósforo, potasio, calcio, sodio, magnesio, hierro, yodo y cloro. El pescado marino es más rico en sodio, yodo y cloro que el pescado de agua dulce.

Los pescados que se comen con espina y algunos mariscos aportan una cantidad de calcio extraordinaria, afirma la nutrióloga del IMSS, por ejemplo, las sardinas proporcionan aproximadamente 400 miligramos por cada cien gramos; y las almejas unos 128 por cada cien. El contenido medio de calcio del resto de pescados y mariscos ronda los 30 miligramos por cada cien gramos.

Debido a su valor nutrimental y a los beneficios antes mencionados, la especialista del IMSS recomienda incluirlos en la dieta al menos una vez por semana y no solo en época de Cuaresma, ya sea cocidos o asados, evitando comerlos crudos, a fin de aprovechar al máximo sus beneficios.

Concluyó que al comprar pescados y mariscos es importante observar algunas medidas para garantizar su frescura y buen estado, como son: adquirirlos en comercios establecidos que cuenten con medidas higiénicas y de refrigeración, que el producto presente buen color y textura firme, además que no desprenda mal olor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s