PREVENCIÓN, LA MEJOR FORMA DE EVITAR EL TÉTANOS: MÉDICO DEL IMSS PONIENTE

20140408-205905.jpg

• El tétanos se presenta con mayor frecuencia entre los recién nacidos de madres no vacunadas y adultos

El tétanos es una enfermedad aguda infecciosa causada por Clostridium tetani, se caracteriza por la presencia de contracturas de los músculos del cuerpo y convulsiones, esto debido a que el microorganismo produce una exotoxina que afecta las placas terminales neuromusculares y el núcleo motor del sistema nervioso central.


Así lo explica la doctora Leticia Valdés Ramírez, coordinadora de Atención y Prevención a la Salud de la Delegación Estado de México Poniente del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El tétanos se presenta con mayor frecuencia entre los recién nacidos de madres no vacunadas y adultos, principalmente de áreas rurales. El tétanos neonatal es muy grave, también se presenta cuando los partos son atendidos en precarias condiciones de higiene y por personal poco capacitado.

El periodo de incubación promedio es de siete días, pero puede ser de tres a 28 días, el daño se establece después de la lesión, a través de heridas punzantes, contaminación con tierra, saliva, heces o polvo. Es durante el corte del muñón umbilical (ombligo) o durante las curaciones de éste, cuando el recién nacido puede adquirir la enfermedad.

Los primeros síntomas son: dificultad para succionar y para tragar, con espasmos, seguido de rigidez de músculos de la cara, además se presenta fiebre elevada y trastornos en el ritmo cardiaco. La causa más frecuente de muerte entre los recién nacidos con tétanos son los episodios de espasmos acompañados de apneas prolongadas hasta el paro respiratorio, menciona la especialista.

Es importante prevenir este padecimiento, la mejor manera de lograrlo es a través de que todos los niños reciban su esquema básico de vacunas a los dos, cuatro y seis meses de edad con refuerzo a los 18 meses, cuando ingresan a la primaria y posteriormente un refuerzo cada 10 años. Las mujeres en edad fértil de los 12 a los 45 años de edad y a las gestantes deben aplicárseles dos dosis en el tercer trimestre del embarazo.

Otra manera de prevenir casi cualquier enfermedad es el aseo personal, y ante la evidencia de golpes o traumatismos, se debe lavar la herida con agua y jabón, acudir a su Unidad de Medicina Familiar (UMF) más cercana para su revisión, vacunación y aplicación de antibióticos, en especial las mujeres embarazadas, concluye la doctora Valdés Ramírez.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s