AUTOMEDICARSE PUEDE TRAER GRAVES CONSECUENCIAS A LA SALUD

20140627-064535-24335265.jpg

• El uso indebido de sustancias puede tener efectos secundarios dañinos

• En los niños es recomendable siempre acudir con su médico para indicar exactamente la cantidad de medicamento que se debe administrar

La Delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en el Estado de México Poniente, recomienda no automedicarse, ya que el uso indebido de sustancias puede tener efectos secundarios dañinos.

Al respecto, la doctora Leticia Valdés Ramírez, coordinadora de Prevención y Atención a la Salud, informó que entre la población es frecuente el uso de medicamentos no prescritos por un médico, especialmente para el tratamiento de enfermedades comunes como gripa, dolor de estómago, dolor de cabeza, entre otros.

“La automedicación representa un peligro latente para la salud; sin embargo, en los establecimientos comerciales, existen estantes llenos de medicamentos, de libre acceso que no requieren receta médica, pero que sin duda alguna, pueden provocar complicaciones graves y en casos extremos, la muerte”, comentó.

La doctora Valdés Ramírez, indicó que la aspirina es un medicamento muy común; sin embargo, si se administra en personas con asma bronquial, éste puede presentar un espasmo severo que provoca dificultad para respirar; en otros casos, los medicamentos anti-inflamatorios podrían provocar daños al estómago, hemorragias del tubo digestivo, úlceras y hasta una perforación del mismo, entre muchos otros, lo que se considera como reacciones indeseables.

Los efectos secundarios de los medicamentos son reacciones adversas al mismo, por lo que es fundamental consultar a un médico quien podrá valorar sus antecedentes de salud para prevenir una reacción secundaria que pudiese afectar su organismo.

En los niños, es recomendable siempre acudir con su médico para indicar exactamente la cantidad de fármaco que se debe administrar, pues en estos casos las medidas cambian de acuerdo al peso del menor. Nunca se debe pedir consejo a conocidos o familiares para suministrar medicamentos a un niño, aún cuando los síntomas sean similares, siempre debe ser un médico quien lo prescriba.

Un ejemplo muy común es la administración del paracetamol, que se receta en casos de fiebre en los menores, si se administra en medidas superiores a las adecuadas pueden provocar hepatitis fulminante, y el menor podría sufrir daños irreversibles.

Asimismo, en temporadas con cambios bruscos de temperatura, es común el abuso de antigripales y descongestivos nasales como la nafazolina, la cual es altamente perjudicial si se usa por un periodo mayor de tres días y en dosis superiores a las prescritas, ya que eleva de manera considerable la presión arterial, pudiendo llegar a ser fatal.

La doctora recomendó evitar la ingesta de medicamentos de manera indiscriminada, dado que todo tienen efectos adversos y la vigilancia de la eficacia de acuerdo al historial del paciente, es la labor de los médicos.
Finalmente invitó a los derechohabientes a que ante cualquier signo de enfermedad, acudan a su Unidad de Medicina Familiar, ahí el médico les otorgará el tratamiento pertinente para su tratamiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s