EXHORTA IMSS A EVITAR ACCIDENTES EN EL HOGAR, ESPECIALMENTE DURANTE VACACIONES DE VERANO

20140716-200404-72244073.jpg

●Las actividades que los niños realizan deben estar supervisadas por los padres para evitar accidentes
●Vacaciones, un buen momento para fomentar la sana alimentación y el ejercicio

El doctor Adelfo García García, médico urgenciólogo adscrito a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) 222 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Delegación Estado de México Poniente, informa a los padres de cómo prevenir los accidentes que les ocurren con mayor frecuencia a los menores en el hogar y cómo fomentar una educación alimentaria desde la infancia.

La temporada de vacaciones es el periodo en que las consultas por accidentes en el hogar se incrementan, desde un ligero raspón hasta lesiones graves, que requieren atención de urgencistas, terapistas intensivos, pediatras y neurocirujanos para valorarlos y estabilizarlos, cuando en realidad debería ser un momento de convivencia y enseñanzas para padres e hijos.

Los menores de 14 años de edad son los más propensos a los accidentes en el hogar, ya que tratan de conocer su entorno a través de manos y boca, por ello se tienen que mantener fuera de su alcance todos aquellos objetos punzocortantes, flamables y tóxicos, así como también las salidas y entradas de energía eléctrica, los cuales puedan causar cierta inquietud para en juego, mencionó el especialista.

Asimismo se recomienda almacenar en gavetas bien cerradas y fuera del alcance de los menores las sustancias peligrosas sin colocarlos en frascos o envases de productos consumibles o refrescos para evitar su confusión e ingesta, además de colocarles nombre o logo para especificar que se trata de un producto corrosivo.

Cabe destacar que las zonas de mayor incidencia de accidentes en el hogar son: la cocina, el baño y la sala, por las quemaduras, intoxicaciones, caídas por juego, lesiones en extremidades, cuello y columna vertebral. Por ello se recomienda que los adultos monitoreen cualquier actividad que los menores realicen.

Estas vacaciones, son el momento para realizar actividades en familia, incentivar la buena alimentación de los menores y la activación física.

Realizando tres comidas en las que se incluyan frutas y verduras de temporada, y dos refrigerios de bajo costo, como una porción de palomitas naturales, podría ser el inicio de un buen hábito en la alimentación.

Otro de los hábitos que se pueden inculcar en ellos, es el ejercicio, tan sólo caminar por alrededor de 30 minutos a una hora, o realizar el deporte de su preferencia, de esta forma estarán bajando de peso y se mantendrán saludables.

En este periodo, es la oportunidad ideal para llevar a sus hijos a su Unidad de Medicina Familiar para realizarles un chequeo anual, donde se les revisarán caries, agudeza visual, peso, estado nutricional y completar su esquema de vacunación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s