MIOPÍA, ASTIGMATISMO E HIPERMETROPÍA, PROBLEMAS VISUALES COMUNES EN ADULTOS JÓVENES: INVESTIGADOR DEL IMSS

miopia

La vista es un sentido fundamental para el desarrollo humano, ya que a través de ella percibimos más del 70 por ciento de la información que proviene de nuestro entorno, afirma el doctor Guillermo Espinosa Fuentes, especialista en Medicina Familiar y coordinador de Enseñanza e Investigación de la Unidad de Medicina Familiar 222 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Delegación Estado de México Poniente.

El especialista indica que datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) estiman que aproximadamente 40 por ciento de la población derechohabiente padece algún problema visual, siendo la miopía, el astigmatismo y la hipermetropía los más comunes entre los adultos jóvenes, entre los 18 y 40 años de edad.

Indica que la miopía que se caracteriza por la dificultad de ver a distancias largas, debido a que el ojo es más grande de lo normal, mientras que en el astigmatismo, la córnea está ovalada, por lo que no refracta la luz adecuadamente y se forma una imagen distorsionada.

La hipermetropía dificulta la visión a distancias cortas o alejadas, y está presente con mayor incidencia en los adolescentes. Todas estas afecciones tienen solución, generalmente es mediante el uso de lentes o en casos que lo ameriten, cirugía.

El doctor Espinosa Díaz resaltó la importancia de acudir a revisión una vez antes de los cuatro años de edad; una cada dos años, a partir de los 20, y después de los 40, la visita al especialista debe ser anual; mientras que durante la tercera edad, cada seis meses.

La correcta higiene, no tocarse los ojos con las manos sucias, no intercambiar productos de uso personal como cosméticos o lentes y usar gafas obscuras cuando se expone directamente a la luz solar, son algunas recomendaciones que hace el médico del Seguro Social para procurar la salud visual.

Señaló que a través de PrevenIMSS se realizan acciones de detección de problemas visuales en las diversas etapas de la vida, por lo cual es recomendable acudir a su Unidad de Medicina Familiar para hacer las pruebas pertinentes y determinar si la persona requiere estudios complementarios y en su caso, tratamiento o prótesis (lentes).

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s