LESIONES POR CAÍDAS DEBEN TRATARSE CON PRECAUCIÓN

IMG_0732.JPG

• Entre las actividades de la vida diaria un riesgo común son las caídas

No importa la edad que se tenga, las fracturas son un peligro al que estamos expuestos cotidianamente. La capacidad de movimiento del ser humano se basa principalmente en las dos extremidades pélvicas (piernas) que le permiten desplazarse de un sitio a otro, y se complementa con las extremidades torácicas (brazos), que permiten la supervivencia.

El traumatólogo Leonardo Vilchis Alcocer, adscrito a la Unidad Médica de Atención Ambulatoria (UMAA) 231 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Delegación Poniente del Estado de México, orientó sobre cómo actuar ante la caída de una persona y la presencia de dolor intenso o exposición de hueso.

Lo primero es conservar la calma y buscar ayuda de paramédicos o personal con conocimiento en el manejo de este tipo de lesiones. Además, “debe procurarse que el accidentado se mantenga despierto, preguntarle sobre las principales molestias que lo aquejan y tranquilizarlo al informarle que la ayuda ya viene en camino”, menciona el médico del IMSS.

Las caídas pueden ocurrir en todos los grupos de edad, cada caída es diferente dependiendo de los siguientes factores: edad de la persona, condiciones de caída y áreas anatómicas afectadas. El médico refiere que, de acuerdo a su experiencia, las fracturas más comunes son en tibia y peroné, tobillo, codo, muñeca y cadera.

Propone hacer una valoración rápida de las condiciones del lesionado, vigilar que la cabeza y cuello se encuentren libres para respirar y observar en el tórax y el abdomen si los movimientos respiratorios son espontáneos y rítmicos, revisar evidencias de heridas o sangrado.

En caso de que la caída haya sido en la vía pública, deberemos tomar ciertas medidas preventivas, como el abanderamiento del lugar o solicitar a otra persona que desvíe el tránsito de la gente o los vehículos. Por otra parte si la caída fue en el domicilio, se debe buscar un cartón y vendas o pañuelos para realizar inmovilizaciones practicando un vendaje sin mucha presión y colocar un paño limpio sobre el sitio de sangrado.

Se debe evitar levantar al paciente, masajear la zona afectada, corregir las deformaciones observables o aplicar ungüentos o pomadas sobre las heridas o aplicar torniquetes demasiado ajustados.

Una vez que el médico atienda la urgencia, es indispensable que el paciente siga todas las indicaciones que se le proporcionen, manteniendo el tiempo de reposo prescrito y no retirando sin consentimiento del especialista, férulas, vendaje o ningún otro aditamento colocado.

El IMSS Estado de México Poniente recuerda a sus derechohabientes que, ante cualquier eventualidad, se encuentran disponibles servicios de urgencias ubicados en el Hospital General Regional No. 220 en Toluca y 251 en Metepec, los Hospitales Generales de Zona No. 58, en Tlalnepantla y el No. 194 en Naucalpan así como las Unidades de Medicina Familiar números: 61, 63, 222, 223, 231, 248 y 249.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s