RECOMIENDA IMSS ATENDER OPORTUNAMENTE LA FIEBRE EN INFANTES

  • Se considera como fiebre cuando se superan los 38°C
  • Las infecciones por virus o bacterias son la causa más común de fiebre en los niños

La fiebre, también conocida como calentura o hipertermia, se manifiesta como un incremento de la temperatura corporal por encima del límite de 37°C, gracias a un mecanismo del cerebro que regula el hipotálamo, explica el doctor Guillermo Espinosa Fuentes, coordinador de Investigación y Enseñanza de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) N.° 222 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Delegación Estado de México Poniente.Being ill

Hay varias formas de tomar la temperatura: bajo el brazo, en la boca, en el oído o en el recto. Lo importante es saber que algo no está bien cuando bajo el brazo es superior a los 37.5°C o si en el recto es igual o está por encima de los 38°C. Un error común es tratar de apreciar la temperatura con un beso en la frente o tocando levemente la piel, para saberlo con exactitud se necesita utilizar un termómetro.

Las infecciones por virus o bacterias son la causa más común de fiebre en los niños, estas  generalmente no son graves; es fundamental saber qué la origino para poder contrarrestarla. Entre los padecimientos virales que la producen se encuentran: la gripe, el resfriado común, la hepatitis y las enfermedades exantemáticas; como el sarampión, la rubéola, la varicela, entre otras.

El daño cerebral a causa de la fiebre no suele ocurrir a menos que una persona presente una temperatura de 42°C por un largo periodo, sin embargo es necesario que los padres de familia vigilen al infante para evitar que esta condición se haga presente.

En general el principal objetivo de controlar la fiebre es lograr que el niño esté cómodo, sino se aprecia otro problema, comience con las siguientes medidas; mantenga la habitación sin corrientes de aire, cuanta más fiebre tenga el niño, menos ropa debe llevar, de preferencia déjelo en pañal o con una prenda ligera.

Coloque paños humedecidos en agua tibia en la cabeza y el tronco del niño hasta que la temperatura baje a menos de 38°C, no use alcohol ni hielo. Lo ideal sería darle un baño en agua tibia de entre 20 y 45 minutos.

Hay que ofrecerle líquidos, ya sea agua, sopa o gelatina, para evitar la deshidratación, debido a que la fiebre provoca una rápida pérdida de líquidos. En general deje que su hijo coma lo que le apetezca (en cantidades razonables), pero si no quiere no lo obligue, porque el riesgo de vómito es mayor.

Si el estado de ánimo del niño es decaído y la temperatura superó los niveles antes descritos, es aquí donde debe intervenir un especialista por lo cual es necesario acudir a los servicios de urgencias del IMSS para que se proceda a nivelar la temperatura del menor.

Es importante señalar que la automedicación a los menores puede exponerlos a intoxicaciones, ya que los padres pueden ofrecer dosis no recomendadas de acuerdo a la edad, peso y talla del niño.

Finalmente, el coordinador de Investigación y Enseñanza de la UMF 222 “Hizo un atento llamado a los padres, a que en el momento en que detecten que la temperatura de su bebé no cede, por favor acudan a los servicios médicos de Urgencias para que su hijo reciba una atención adecuada y oportuna”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s