UNA BUENA HIGIENE BUCAL AYUDA A PREVENIR PADECIMIENTOS TRANSMITIDOS POR LA SALIVA

denta

La saliva es un líquido claro que se fabrica en la boca las 24 horas del día, esencial en el proceso digestivo, ayuda a mantener limpios los dientes, sin embargo es un medio por el cual entran y salen gérmenes de nuestro organismo.

La boca representa un espacio cálido y húmedo, por lo que es el medio perfecto para la existencia y proliferación de bacterias, basta con bostezar o aspirar para que millones de ellas se instalen en la cavidad bucal, ya sea en los dientes, las encías, la lengua o saliva, indica el doctor José Luis Jordán, médico estomatólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Delegación Estado de México Poniente.

Se estima que por cada milímetro de saliva existen aproximadamente 100 millones de bacterias, las cuales comprenden más de 600 especies diferente, algunas de las cuales, no se mantienen en el organismo por mucho tiempo, pues son eliminadas por el propio organismo, sin embargo, el no tener una correcta higiene bucal, puede favorecer su permanencia en el cuerpo, dando origen a diversos padecimientos.

Las bacterias más comunes de la boca son la streptococcus mutans y la porphyromonas gingivialis. Algunos padecimientos que su principal vía de transmisión es la saliva son: mononucleosis, que es una infección viral con alta incidencia en adolescentes, algunos síntomas son fatiga, falta de apetito, dolor de cabeza y fiebre alta.

El citomegalovirus, una infección viral que presenta síntomas similares a los de una gripe fuerte, y aunque no suele transformarse en un mal mayor, si puede traer complicaciones a mujeres embarazadas.

La gingivitis, aunque no es una enfermedad contagiosa, si no hay tratamiento oportuno, puede causar lesiones en los dientes. Una infección por streptococco, que se contagia a través del beso, causando una infección en la garganta y síntomas similares a los de una angina es el herpes labial, ampollas de color rojo que se puede contraer con tan solo el roce de los labios.

El especialista en salud bucal del IMSS Estado de México Poniente recomienda cepillarse dientes y lengua tres veces al día, especialmente después de comer,  usar hilo dental para limpiar los restos de comida, emplear enjuague bucal libre de alcohol y visitar al estomatólogo o dentista cada seis meses, y recordó que el IMSS cuenta con servicio dental disponible para sus derechohabientes.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s