EDEMA PÉLVICO, CONDICIÓN MUY FRECUENTE EN MUJERES EMBARAZADAS

edema

El edema pélvico es una condición caracterizada principalmente por la hinchazón en piernas y pies, ocasionado por la retención de líquidos, suele presentarse con mayor frecuencia en mujeres embarazadas en el último trimestre de la gestación.

La doctora Maribel Gil Rodríguez, encargada del área de Planificación Familiar de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 222 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Delegación Estado de México Poniente, señala que alrededor de 120 mujeres gestantes de consulta regular y urgencias atendidas, un 80 po  ciento presenta esta condición en diferentes grados.

 Ese tipo de edema se deriva del crecimiento del útero y la presión que ejerce sobre el sistema arteriovenosos que alimenta las piernas, padecimiento que empeora al estar de pie o sentado mucho tiempo.

 Durante el embarazo, la mujer sufre una serie de cambios fisiológicos para proteger al bebé, el más significativo es el aumento de masa de eritrocitos, es decir, de los glóbulos rojos, cuya principal función es el transporte de oxígeno por todo el cuerpo lo que provoca el aumento de volumen en el sistema circulatorio se traduce en el incremento de líquidos en el cuerpo, detalló el especialista.

 La mencionada alteración se manifiesta por el hecho de que el cuerpo de la embarazada se adapta para incrementar su aporte sanguíneo y que llegue al feto, además de tener las reservas suficientes de sangre al momento del parto.

Cabe señalar que se ha observado que la retención de líquidos puede estar presente sin que haya preeclamsia, por lo que es recomendable que si la futura mamá presenta hinchazón excesiva u otros síntomas como presencia de proteínas en la orina, hipertensión, cambios en la visión y dolores de cabeza, acuda con el médico para realizar una valoración integral de sus síntomas y dar tratamiento oportuno.

 Resaltó que todo obstetra debe explicar a la paciente embarazada que la hinchazón de las piernas durante esta etapa, no debe ser preocupante, aunque debe vigilarse junto con sus niveles de presión sanguínea y el funcionamiento de los riñones.

Gil Rodríguez señaló que mientras el médico no detecte anomalías recurrentes u otros padecimientos asociados, la inflamación de las piernas desparecerá una vez que nazca el bebé, sin embargo recomendó a las futuras madres no pasar demasiado tiempo de pie o sentada, tomar bastante agua y realizar ejercicio, esto ayudará a disminuir la inflamación.

 Concluyó exhortando a las mujeres en esta etapa gestante a tener revisión médica de manera continua que permita otorgarle la información necesaria para estar preparada y tener un parto exitoso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s